Daniel Casanova

Por favor, que pase la mujer

Ya la mujer pasó, pero nadie lo notó. Estaba allí, todos veían su figura externa, pero nadie podían ver lo que en ella había pasado, nadie la conocía verdaderamente. Todavia estamos en la casa de Simon el Fariseo, en Lucas capitulo 7. Solo Dios conoce el interior de nuestro corazón. El hombre ve el exterior:[…]

Simón el Leproso, continuación…

Ayer comenzamos hablando de uno de los protagonista de la historia, de Simón el fariseo. Simón se mantiene “puro,” y espera que los demás líderes religiosos hagan lo mismo. Le da vergüenza el comportamiento provocativo de la mujer pecadora y se queda asombrado de ver que Jesús no hace nada para rechazarla. Debe estar ofendido,[…]