Daniel Casanova

Blog #39. No tengo nada que aportar

No tengo nada que aportar La persona que desea invertir en las relaciones personales se encuentra con un enemigo peligroso: una autoestima baja, que se refleja cuando piensa que no tiene nada bueno en sí, o no tiene algún recurso de valor para ofrecer. Cuando las necesidades son grandes y los recursos son pequeños, se[…]

Blog #38. El materialismo

El materialismo Lo que más perjudica al pueblo de Dios  es  el interés personal en todo lo que es material, descuidando los asuntos del alma y del espirito. La respuesta se da claramente en las Escrituras. “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor[…]

Blog #37. El perfeccionismo

El perfeccionismo otra razón para no servir a Dios.  ¿Te gusta hacer bien las cosas? ¿Te fuerzas mucho para que todo te salga bien? La responsabilidad y el deseo de ofrecerle a Dios lo mejor son características muy valiosas en el cristiano. Pero ten cuidado si llevas esto al extremo, porque el perfeccionismo puede volverse en tu contra.[…]

Blog #36. Dejar para después.

Dejar para después lo que es necesario hacer en el momento. Con frecuencia las personas no invierten en las relaciones personales porque ven la posibilidad de hacerlo en otro momento.  A veces se dejan cosas pendientes, pensando que habrá tiempo y para sorpresa, a veces esa oportunidad nunca llega. El invertir en las relaciones humanas[…]