Daniel Casanova

Caracteristicas de los niveles de Intimidad Con Dios. (I)

PARTE I

Hay características generales que nos ayudan a entender mejor el concepto de la intimidad con Dios. Aunque es prudente recordar aquí que, siempre en el mundo cristiano se ha hablado de tener comunión con Dios; y miles de libros de ha escrito sobre el tema. También, es preciso decir, que para la mayoría de los cristianos, el concepto de comunión con Dios es tan amplio, y carente de proyección real en la vida. Hablamos del tema, pero se nos escapa en la vida practica. Veamos algunos aspectos claves que nos ayudaran a entender mejor el tema de los niveles de intimidad:

  • La intimidad con Dios no es lo mismo que los años en el cristianismo. Hay cristianos que no han pasado del primer nivel a pesar de sus años en la iglesia. Los niveles de intimidad no son niveles cronológicos; no tienen nada que ver con el tiempo de haber nacido de nuevo, ni con el conocimiento bíblico que la persona pueda tener. A veces, conocimiento y crecimiento no van juntos. El conocimiento tiene que ver con estudio; pero el crecimiento tiene que ver la con la obediencia. ¿Recuerda las características de un discípulo de Cristo? Estas son: obediencia al practicar el tiempo devocional, a servir a Dios y al prójimo, y compartir el mensaje de salvación con otros. Todo lo demás en la vida de un cristiano, se desprende de estas tres.

Los fariseos, y los escribas del tiempo de Jesús, tenían mucho conocimiento de las escrituras; pero eso no los hacía más cerca a Dios.

Debemos recordar que no es lo que sabemos de la Biblia lo que nos acerca a Dios, sino, lo que  practicamos de la Biblia.

No confundamos los años de convertidos a Cristo con crecimiento espiritual. Un cristiano recién convertido puede entrar en niveles profundos de intimidad con Dios, más rápido que un cristiano con años en el evangelio.

  • No hay periodo de tiempo específico para cada nivel; ni son niveles en secuencia.

Las personas no tienen que pasar por uno para llegar al otro. A veces, una fuerte crisis en la vida, lleva al cristiano de un nivel más elemental hasta un nivel más profundo. En estos casos, no es necesario detenerse en niveles intermedios.

Por ejemplo, un cristiano esta por 10 años de su vida cristiana viviendo una vida tibia espiritualmente. Es una persona salva por un pelito, una vida completamente carnal. Pero un día, bajo una fuerte convicción del Espíritu Santo, comienza a practicar el tiempo devocional diario y Dios comienza a trabajar en su corazón. Y de forma constante y progresiva comienza a conocer a Dios en niveles de intimidad mas profundos. Comienza a buscar a Dios de todo corazón, y Dios comienza a manifestarse en su vida de forma sobrenatural.

Parece mentira, pero es verdad, los problemas de la vida, pueden llegar a ser una bendición para nos llevan a buscar a Dios. ¿Cuántas personas solo buscan a Dios cuando tienen una crisis?

  • Un descuido, puede regresar al cristiano al nivel anterior. Los niveles de intimidad no son niveles irreversibles.

Eso quiere decir que, una vez que usted pasa de un nivel a otro, puede regresar al nivel anterior si vuelve al comportamiento anterior.  Un descuido de su parte lo llevará a hábitos, y vicios de la vida carnal que lo llevará de nuevo a estar alejado de Dios.

Si usted empieza a buscar cada día a Dios en oración, usted comienza a crecer espiritualmente, pero si por el contrario, deja de hacerlo, regresara a la vida religiosa y carnal de donde había salido. Seguramente le ha pasado que, después de un retiro espiritual, o de un periodo prolongado practicando disciplinas espirituales de crecimiento, se ha sentido conectado con Dios. Luego por una razón u otra, se ha descuidado, y ha vuelta a enfriarse espiritualmente. Y Dios vuelve a estar distante. Pero. ¿Quién se alejado de quién?

Cada vez que usted regresa a un nivel anterior se va debilitando más y más; y se le hace más difícil volver a encontrar la satisfacción espiritual que en un momento llegó a tener. Pero con todo eso, la persona que por descuido vuelve a un nivel anterior, tiene algunas herramientas que le ayudaran a buscar el camino de la presencia de Dios una vez más. Estas son algunas ventajas sobre aquellos que nunca han experimentado periodos intensos de intimidad con El.

Primero, tiene el conocimiento adquirido por la experiencia pasada; ya sabe cómo se siente estar cerca de Dios. Cuando usted saborea la buena comida de la intimidad con Dios, nadie le puede hacer un cuento; o como se dice, vender gatos por liebre.

Segundo, tiene la información necesaria para comenzar el proceso de acercamiento a Dios; ya en un momento se vivió esa experiencia, y ahora se sabe que es posible y real conocer a Dios. Dios está cercano a los que le buscan con un corazón humilde.

Tercero, ya sabe que la intimidad con Dios es mas una jornada o viaje, mas que un destino a donde se llega. El cristiano debe estar interesado tanto en el destino, como en el caminar diario.