Daniel Casanova

C.R.I.S.T.O: Reunion periodica

REUNION PERIODICA

Hoy tocaremos el segundo elemento en el discipulado, que es Reunión periódica. Si queremos que la persona llegue a ser como CRISTO, tenemos que hacer lo que Cristo hizo. El pasó tiempo de calidad con sus discípulos.

Jesus pasaba tiempo con sus discípulos. El llamo a sus discípulos a seguirle; que no es otra cosa, que estar con El. ‘Síganme’. Esta sencilla palabra de invitación y de a la vez de orden, se   concreta en la relación con Jesús. La necesidad de aquellos discípulos de pasar tiempo con Jesus  a la orilla del lago de Galilea, o en la casa de Marta y Maria; es la misma necesidad del discípulo moderno en pasar tiempo con quien representa a un Jesus contemporáneo.

El discipulador consiente pasa tiempo con su discípulo; así como Jesús pasaba tiempo con los primeros discípulos. El discipulador es un compañero de oración y un padre espiritual. Al igual que todos los niños en respuesta a la mano extendida de un padre, los actuales: Simón, Andrés, María y Salomé, y millones de cristianos, a través de dos milenios, han aceptado esa invitación simple en la fe y, a menudo, con una mínima comprensión de la decisión que han tomado y que transforma la vida. Seguir a Jesús de Nazaret es un camino bonito, y desafiante; pero no se puede hacer solo.

Al hablar en términos de discipulado, es crítico el tiempo que pasa el discípulador con el discípulo. Por que este, crea una dinámica que exige mucho más que lecciones que se estudian juntos. Los cursos tienen su lugar, y hay muchos recursos excelentes disponibles.  En el tiempo de uno a uno se transfiere mucho mas que conocimiento intelectual, se transfiere vivencias que son importante para la vida cristiana del nuevo creyente.

No importa si es una hora o 15 minutos a la semana, debes hacer tiempo para estar con tu discípulo. Recuerda, que aun 15 minutos es mejor que nada.

Le recomiendo que planifique estar con su discípulo cada semana. Es mejor 10 minutos cada semana que 30 minuto dos veces al mes. Es mejor, poco tiempo, que no tener tiempo.