Daniel Casanova

?Cómo Orar por tus amigos perdidos?.

  ¿Cómo Orar por tus amigos perdidos?.

 Recuerda siempre: Hablar con Dios sobre los hombres antes de hablar a los hombres acerca de Dios.

Te ánimo para que ores por tus amigos, y que intercedas al Señor por ellos. Pídele a Dios que te de palabras sabias para que ellos puedan abrir sus corazones al mensaje del Evangelio, y que sus ojos sean abiertos a la verdad del Evangelio y  vean su necesidad de Jesús.

¿Por quién estoy orando para que conozca a Jesús como Salvador y  Señor?

¿Por quién estoy orando para que Dios revele Su palabra?

¿Puedo pensar en varias personas que están cercanas a mí que todavía no conocen al Señor.?

  • Comienza haciendo una lista de personas que conoces que aún no son salvas.
  • Comienza a orar por ellas diariamente.

Tres veces al día… orar por nuestros amigos

Siete formas de orar por los amigos perdidos

  1. Pide a Dios para que sean espiritualmente sediento. (Isaías 41:17-18)
  2. Pide a Dios que abra su corazón para recibir lo que le tienes que decir. (Hechos 16:4).
  3. Pide a Dios que te ayude a ser sal y luz en el momento adecuado (Colosenses 4:6)
  4. Pide a Dios que te dé oportunidad para conversar con tus amigos sobre temas espirituales.

(hechos 8:26-40).

  1. Pide a Dios que te ayude a discernir en qué etapa se encuentra la amistad: si estas plantando, si estas regando o estas en tiempo de cosecha (1 Corintios 3:6-7).
  2. Pide a Dios que tu puedas estar preparado para el momento que tengas que testificar (hechos 8:26-40). Al pasar tiempo con Dios en oración vas a ser sensible a Su voz y vas a saber cuando es el momento apropiado. Hay que hablar de Cristo a tiempo y fuera de tiempo; pero hay momentos cuando el Espíritu Santo que ha ido preparando el corazón del inconverso te lleva a testificar. Recuerda el caso del eunuco; por un lado este estaba leyendo el profeta Isaías, y Felipe, era llevado al desierto por el Espíritu Santo.
  3. Pide a Dios que abra tus ojos espirituales, oídos para ir, voluntad para responder (2 Cor. 4:4). Mateo 13:15, Hechos 20:21. Romanos. 10:9.

No importa la estructura o  los métodos.  Se trata de orar.

Lo que importa es hablar a Dios acerca de tus amigos.