Daniel Casanova

El cantante y la canción.

Hoy vamos a continuar con Apocalipsis 14. Recordemos que el énfasis en esta sección del culto no era la letra del canto que entonaban en su adoración a Dios, sino que supiéramos las características de los adoradores. Hay un énfasis marcado en describir su persona, su sinceridad, y su estilo de vida.

Dios siempre exigía del pueblo israelita tres cosas cuando traían su ofrenda en adoración:

  1. La calidad de la ofrenda. El cordero tenia que ser sin defecto, el fruto de la cosecha, tenia que ser los primeros, etc.
  2. La calidad del ofrendante. Dios mira el corazón, primero; después mira la ofrenda. En Isaías 1 está bien claro cuando este concepto cuando le dice al pueblo:

11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.

12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?

13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo,[a] el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.

16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;

17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.

18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

  1. Por último, la obediencia.

Dios demanda que la persona siga las reglas, los  mandamientos, las leyes. Dios es quien decide como desea ser adorado. Se equivoca grandemente quien dice: ‘yo creo en Dios a mi manera’.

Continuemos con el versículo 4 de Apocalipsis 14:

4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero;

5 y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.

  1. Otra característica de estas personas del coro celestial es que, ‘no se contaminaron con mujeres, son vírgenes.’

La virginidad de estos 144,000 es un símbolo de su pureza en general (como en 2 Corintios 11:2).  Sin embargo, podemos pensar que, Dios llamaría especialmente a los 144,000 a un celibato literal por el bien del reino, durante el tiempo de la gran tribulación.

¿Estos 144,000 son solo hombres? No necesariamente. Es una multitud de personas dedicadas a Dios, que nunca se casaron. La expresión. ‘no se contaminaron con mujeres’, es un indicativo de pureza, dedicación total a Cristo. Estas personas hicieron votos de mantenerse célibes, para propagar el evangelio, para ‘andar siempre haciendo la obra de Cristo.’

Otra interpretación de la frase “no se contaminaron con mujeres”, es verla de forma simbólica. Es decir, que puede simbolizar la adoración a los ídolos. Puesto que la adoración pagana era sexual por naturaleza, el Señor algunas veces describe la adoración a los ídolos en términos sexuales. (Lea Ezequiel 16 y 23.) Estos 144.000 no habían hecho eso. En realidad fueron encontrados totalmente sin mancha, lo cual es otra evidencia de que ellos son los redimidos en el Cielo. Ninguna persona humana en la tierra está sin mancha, y tampoco existe ninguna evidencia bíblica que las personas que permanecen célibes van a recibir recompensas especiales. Sin embargo, estas personas voluntariamente dedicaron sus vidas, en tiempo y esfuerzos para servir constantemente en la expansión del evangelio.

  1. Esta característica es muy interesante porque nos muestra las razones exactas por la que no se casaron. Ellos sirven al Cordero por donde quiera que van. Dedicaron su vida para servir a Cristo.

En los evangelios, nos narra que los primeros discípulos, ‘dejándolo todo’ le siguieron a Jesús. Lea Marcos 1:16-19. Eso no quiere decir que, abandonaron sus responsabilidades familiares, o de trabajo, y se convirtieron en peregrinos errantes. Lo que significa que, desde ese momento en adelante, el andar con Jesús fue la prioridad para sus vidas.

  1. Otra cosa que sabemos de estos cantantes es que, fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero.

Cada una de las personas salvadas durante la Tribulación será salvadas exactamente en la misma manera que cualquiera del día de hoy: por gracia, por medio de una fe personal en Cristo Jesús para salvación.

La palabra primicias tiene dos significados importantes aquí. Primero, primicias es lo primero que se ofrece a Dios en agradecimiento por sus bendiciones. Dios merece lo primero. La segunda idea es que, le entregaron sus vidas como ofrenda voluntaria o como un tributo a Dios. Se consagraron a servir a Cristo voluntariamente sin pensar en los beneficios o peligros de la vida cristiana. Simplemente el hecho de ser salvos por gracia, fue suficiente motivo para que ellos compusieran un  cantico nuevo en alabanza a Dios.

 

  1. Esta última característica describe la calidad del corazón de los integrantes del coro, ‘en su boca no fue hallada mentira, y son sin manchas delante del trono de Dios.’

Dios evaluó el comportamiento de ellos, y acepto con agrado su adoración. Recordemos que, primero se adora con el corazón, y después con la boca; y nunca es diferente. La expresión musical debe surgir de un corazón sincero y agradecido.  Si el corazón no esta en correcta relación con Dios, no importa lo que se haga, no llega al cielo nuestro sacrificio.

Este coro estará integrado por creyentes que expresaran en su música especial agradecimiento por la salvación y devoción profunda y sincera.

Apocalipsis 7:9 describe una compañía innumerable salvada en la Gran Tribulación, y estos 144,000 descritos como las primicias, fueron utilizados para predicar el evangelio a aquellos que fueron salvos en este periodo.

Es bueno mencionar aquí el mensaje de los tres ángeles en los siguientes versículos.

6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,

  1. Aparece un ángel con el evangelio eterno. El mensaje de salvación en Cristo Jesús.
  2. Para predicarlo a los moradores de la tierra, sin discriminar a nadie.

7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

  1. El mensaje: temed a Dios, y dadle gloria
  2. La hora de su juicio ha llegado.
  3. Adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar, y las fuentes de las aguas.