Daniel Casanova

Juicio de Dios contra la religion falsa.

Ayer nos quedamos haciendo las siguientes preguntas:

¿Cuál es la institución religiosa que ha sido siempre ramera, que ha ido detrás de los intereses mundanos en lugar de ser fiel a las doctrinas Bíblicas? ¿Quién ha querido bailar con Dios y con el diablo al mismo tiempo? Se ha querido enriquecerse vendiendo indulgencias, y el perdón de los pecados creando una esperanza falsa a los pobres y humildes creyentes. Ha mezclado lo divino y lo pagano, lo santo y lo profano, la humildad y la opulencia. Ha torcido las enseñanzas bíblicas cuando ha sido necesario para cumplir su ambición por el poder.

¿Cuál es la institución religiosa que ha matado a cristianos solo por el hecho de leer la Biblia, o traducir la biblia al lenguaje del pueblo? ¿Quién está promoviendo alianzas ecuménicas en nombre de la paz? ¿Quién compromete las convicciones religiosas en nombre de alianzas humanas?

Esta ‘ramera’ influencia negativamente a toda la tierra, y da muerte a los siervos del Señor Jesucristo. La palabra ‘ramera’, ‘prostituta’ ya te da la idea de que, por beneficio propio, va tras de cualquier sistema religioso o político. Es el sistema religioso que, en la guerra, invierte en los dos bandos, y de esa manera, espera recibir ganancias del conflicto sin importar quien resulta vencedor. Pero, hay un día establecido cuando comparecerá ante el justo juez. Tengamos cuidado de la religión que, en nombre de Cristo niega la necesidad de huir del pecado para poder acercarse a Dios, añade al sacrificio perfecto de Cristo en la cruz, ritos y ceremonias de hombres para el arrepentimiento y el perdón de los pecados.

3 Otra vez dijeron: !!Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos.

Ya es una destrucción definitiva. Nunca volverá a levantarse, ni hacer daño. Que gran ironía lo de esta institución religiosa, lo que no fue capaz de hacer durante su existencia de llevar su incienso y sus oraciones al cielo; ahora el humo de su ruina llega al cielo.

Por otro lado, siempre hay un remanente humilde que con sincera devoción desea adorar al verdadero Dios. Personas que han sido mal orientadas, pero buscan conocer la verdad. Dios en un acto de compasión pide a esas personas que salgan de ahí:

Apocalipsis 18:4-5

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

Hay un grupo de personas dentro del sistema religioso de la ramera que, Dios llama ‘pueblo mío’. A esas personas El le hace un llamado para que salga de ahí mientras hay tiempo, hay esperanza.

María no es madre de Dios, ni puede salvar a nadie. Ella no murió en la cruz por los pecados del hombre. Solo hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo. Así esta escrito en Juan 14:6. No confíes en María para tu salvación; ella no te puede salvar, ni oír tus oraciones.

No hay esperanza para la persona ya muerta. Ningún vivo puede orar por un ser querido que ha muerto. La decisión debe ser hecha de manera personal. No tiene sentido orar por aquellas que han rechazado en vida una relación de amor con Dios. No llegamos al cielo por la decisión o esfuerzo de otra persona. Dios te da la vida para que puedas por decisión propia buscarle y amarle; si lo ignoras y rechazas su llamado, nadie lo podrá hacer por ti una vez que mueras. Dios te ama, pero también te advierte que tus decisiones tienen consecuencias. Ahora es el momento de salir de cualquier sistema religioso que no te lleva a la verdad. pídele a Dios en oración que te muestre el camino, la verdad y la vida.