Daniel Casanova

Etapas en la transformacion espiritual (II)

Ayer estuvimos hablando de que toda transformación, comienza con un periodo de crisis. Tiene que haber un sentido de incomodidad o desconformidad con la situación actual. Muchas veces, ese malestar espiritual va creciendo con el tiempo y lleva aLa segunda etapa en el proceso de transformación.

Es la etapa de buscar a Dios en su intimidad. Hay una gran necesidad de estar a solas con Dios

La palabra clave aquí es: SOLEDAD.

  • La invitación de Dios.

Dios te invita a que salgas de la multitud, del bullicio, y te muevas a la soledad. Rara vez encontraras a Dios compitiendo con el ruido. Es necesario apagar la TV, la radio, buscar un lugar tranquilo para buscar a Dios.

Al igual que la oruga pasa sus días en el capullo sola, sin mucha actividad, cuando se está transformando el deseo de estar solo también emerge.

  • La evaluación personal: sueños y aspiraciones. Fortalezas y debilidades.

Esto se debe a que la transformación trae un proceso de evaluación personal.  Durante este período usted está tratando de averiguar quién es usted y en qué se va a convertir.

En esta etapa, usted puede perder algunos amigos, pero le aseguro que esto no es nada de qué preocuparse.

  • La fe prestada no es suficiente.

La fe prestada es cuando tenemos momentos de fortaleza espiritual cuando oímos una canción con un mensaje positivo; o escuchamos un sermón que estimula al pensamiento a creer. Esta fe dura poco, si no alimentamos nuestra fe con la relación diaria con Dios. La fe de un amigo cristiano, o de un pastor, asistir a un evento o a un retiro espiritual, puede darnos un empujoncito en la dirección correcta, pero su efecto es temporal; tenemos que cultivar nuestra propia relación con Dios.

  • Pequeñas victorias.

En nuestro caminar a la transformación, Dios nos da pequeñas victorias para nuestra fe se vaya fortaleciendo. Pero, no creas que ya llegaste. Recuerda que Dios nos lleva de gloria en gloria. Moisés tuvo que subir y esperar en la cima de la montaña por seis días antes de ser arrebatado en la nube por Dios. (Éxodo 24).

Los período de sentirte solos se van haciendo más y más cortos.  Cada día, el descubrimiento espiritual es infinitamente más satisfactorio que cualquier atracción mundana.

El proceso de transformación espiritual a veces puede sentirse solo, pero cuando se llega a través de esta fase, se mueve en una etapa más pacífica del proceso

Te enfocas  menos en el exterior y empiezas a profundizar en ti mismo.

Cuando el ruido del mundo es una distracción,  la soledad se vuelve más atractiva. Lo interesante es que te encuentras pasando mucho tiempo solo pero sin sentirte “solo”.

El silencio y la soledad son necesarios para una introspección más profunda y la aceleración de mi transformación espiritual.