Daniel Casanova

Pecado, Perdon, Perfume.

Lucas 7:36-50

Una persona perdonada derraba un perfume agradable a su alrededor. Contagia a los demás; cae humillada a los pies de Cristo en adoración.

Ella no trae el perfume para ser perdonada; ella lo trae porque tenía fe.  Ella creía que, si llegaba a Jesús, Jesús la recibiría y la perdonaría.

Por supuesto, la verdadera deficiencia de Simón no es la falta de atención como anfitrión, sino su orgullo espiritual para reconocer su condición humana y pecadora; su falta de fe.

 

No es la cantidad de pecado, lo que te pudiera impedir llegar a Jesus, es la conciencia de no sentirse pecador y por ende, no necesitar del perdón.

El tema de hoy es la culpa, aprovechando que esta semana hemos estado hablando del encuentro de aquella mujer pecadora con Jesús en casa de Simón el Fariseo,

EL PECADO

  1.  Existe la culpa real y la imaginaria.  
  • Diferencias entre culpa y responsabilidad.

El concepto de culpa hace referencia a sentirse mal y pensar “Me he equivocado, soy una persona horrible”,

Pero, cuando nos sentimos responsables pensamos “Me he equivocado, no debería haber hecho eso. A ver cómo puedo reparar el daño causado”.

  • Diferencia entre culpa y remordimiento.

Cuando una persona tiene remordimientos, siente desasosiego e inquietud por un daño causado o una conducta inadecuada, pero no ve la salida a la recuperación a través del perdón o reparación.

  • Diferencia entre culpa y arrepentimiento

El arrepentimiento implica, la culpa, pero la posibilidad del perdón. Hay deseo de reparación y de haberlo hecho de otra forma. Se puede sentir culpa (el sentimiento negativo) y arrepentimiento (la solución a ese sentido de culpa) y la firme decisión de no volver a cometer el mismo error.

2. La culpa falsa, o enfermiza.

  • Diferencia entre culpa real y la culpa enfermiza.

Sentirnos culpables por algo es normal. Sin embargo, cuando prácticamente nuestro estado permanente es sentirnos culpables, estamos ante la culpa patológica.

El complejo de culpa o la “falsa culpa” ocurre cuando nos sentimos culpables por todo.

La culpa falsa o enfermiza cuando crees que tu comportamiento no tiene perdón; dudas que Dios sea capaz de perdonarte.

La culpa patológica destruye la autoestima, la posibilidad de un futuro esperanzador, y te quita la capacidad de disfrutar las bendiciones de Dios y te causa un estress inecesario, te lleva a  conductas de auto-castigo.

  1. Soluciones humanas al problema espiritual.
  2. La confesión al hombre: a un sacerdote o a un médico, a un siquiatra.
  3. El uso de escusas o echar la culpa a otra persona de nuestros errores.

La postura de Dios frente al perdón se manifiesta claramente en:

Isaías 1:18: “… Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.”

¡Qué oferta más increíble – Dios anhela perdonarte!

En 2 Corintios 7:10 podemos leer. “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse…”

EL PERDON.

Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y los abandona alcanzará misericordia.

  • El que trata de cubrir o ignorar sus pecados no prosperara
  • El que confiesa
  • El que abandona sus pecados
  • Resultado: alcanzara misericordia.

¿Qué puedo hacer con mi sentimiento de culpa?

  1. ¿Vamos a culpar a otros?.

La verdadera sanación proviene de hacernos cargo de nuestros propios problemas, no de culpar a otras personas por ellos.

2. Tratamos de resolver el conflicto interno con nuestras propias fuerzas.

Los programas de autoayuda son buenos para que la gente pueda asumir la responsabilidad por sus propios problemas, y se decida a hacer algo para resolverlos. Sin embargo, uno de los defectos de dichos programas es que dan la impresión de que podemos hacer algo sobre nuestros fracasos y nuestros problemas, sin la ayuda de Dios. Es decir, que si solo tuviéramos más fuerza de voluntad y pensáramos de una manera más positiva, podríamos sobreponernos a todo.

¿Cómo puedo ser perdonado?

No se puede cambiar el pasado, no importa lo que nos castiguemos por ello.

Cometer errores es algo natural por ello aceptar lo que ha ocurrido, pedir perdón y averiguar qué podemos hacer para que no vuelva a pasar es la forma más sana de enfrentarnos a la culpa.

Las tres palabras clave en la historia de la mujer en casa de Simón:

Fe, humildad, y el perfume como ofrenda.

La mejor terapia y el mejor modo de resolver los problemas, es aprendiendo a decir a Dios:  “lo siento” perdona mis pecados.

Dios lo sabe y comprende todo esto. En lugar de analizar todos esos factores, El quiere que simplemente nos presentemos ante El, le digamos el mal que hemos hecho, y le dejemos a El el resto.

?Nos perdonara Dios? ?Como sabemos que hemos sido perdonados?

Miqueas 7:19. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

“El pedirle perdón a Dios es más eficiente que la psicoterapia, más rápido, menos doloroso y también más barato.”