Daniel Casanova

REPASANDO LO APRENDIDO

DISCIPULO FORMANDO DISCIPULOS
Usted me ha escuchado más de una vez decir, que El hacer discípulos debe ser más que una buena intención; debe ser una realidad en cada iglesia. El formar discípulos debe ser la estrategia principal de la iglesia y de cada cristiano.
A través de los años he visto como las personas llegan y se van de la iglesia con rapidez. Es necesario cambiar esa situación. Por esa razón, la estrategia de cada cristiano ganado a 2 amigos para Cristo durante este año, no solo cierra la puerta de atrás; sino, que hay un crecimiento espiritual sin precedente. ¿Se imagina usted, si cada uno de nosotros gana a 2 para Cristo y lo cuida espiritualmente durante un año?. La meta, no es solo crecer, pero también conservar los resultados a través de la formación espiritual del creyente.
La estrategia de Discípulo formando discípulos, cambia la mentalidad del cristiano. En lugar de traer a la iglesia al inconverso para que lo evangelice y lo cuide espiritualmente, cada cristiano es responsable de evangelizar y lo discipular a sus amigos inconversos. Así que, es tarea de todos, y no solo de un grupo de personas asignadas para dicha tarea.
A partir de ahora, queremos usar dos estrategias para formar discípulos:
1. TA.C.T.O. Cuatro pasos para evangelizar.
Toque amistoso: Construir lasos de amistad con inconversos.
Cristo céntricos: Vivir vidas donde Cristo sea el centro. Cuidaremos de nuestro testimonio cristiano.
Testimonio verbal: Vamos a prepararnos para presentar el plan de salvación de forma clara, concisa y con comprensible.
Oración: Vamos a orar dirariamente por lo menos por 10 de nuestros amigos inconversos.

2. C.R.I.S.T.O. Seis elementos para discipular.
Comunicación clara: Vamos a capacitarnos para explicar la Biblica con claridad y doctrinalmente sana.
Reunión periódica: Procuramos reunirnos semanalmente con nuestros amigos para orar y ensenar la Biblia.
Influencia positiva: Practicar el principio del amor según Romanos 14: “Si lo que deseo hacer no es de influencia positiva, no lo hago.”
Sostén espiritual: Yo soy un sostén espiritual a mi discípulo. Tengo una función importante de cuidar de mi hijo espiritual.
Trabajo delegado: Voy a preparar a mi hijo espiritual para que también comparta a Cristo con sus amigos inconverso.
Oración: El evangelismo y el discipulado son imposible sin la oración. Vamos a orar constantemente,