Daniel Casanova

Servir al estilo de Cristo

Filipenses 2:3-8

Juan 13: 1-17

  1. La tarea no afecta su dignidad.

La aplicación personal es: Sirvo a Dios, por lo tanto, no me siento maltratado ni humillado.

  1. El resultado no afecta su gozo.

La aplicación personal es: Cuando se hace un servicio en nombre del Señor, no importa el resultado porque la recompensa viene de Dios.

  1. No busca servir en los trabajos o ministerios para ser visto por los hombres.

La aplicación personal es: Como no busco ser el protagonismo, no me importa ser el último.

  1. El humilde cuando tiene gozo sirve, y cuando sirve lo hace con gozo.

La aplicación personal es: Cuando sirvo lo hago con gozo.

  1. El humilde sirve con sentido de propósito.

La aplicación personal es: Sirvo porque quiero que las personas vean a Cristo en mí

  1. El humilde ‘sigue las instrucciones’.

La aplicación personal es: Sirvo donde seré útil, no donde a mí me gusta.

El servicio que se hace con humildad bendice dos veces: la bendición de la ayuda en el momento y la sensación agradable y saludable que deja el servicio recibido.

No hay trabajo pequeño cuando se trata de servir al estilo de Cristo. Todo trabajo es un privilegio cuando se hace para nuestro Dios.