Daniel Casanova

Un camino infalible: la oración.

Estamos viviendo tiempos muy difíciles alrededor del mundo. Estamos llevando una guerra con un enemigo invisible, y no sabemos cuanto tiempo va a durar. Lo cierto es que, está produciendo temor, incertidumbre en algunas personas. Sin embargo, en otras personas, es un tiempo para confiar aun más, en Dios.

En estos días hemos estado hablando sobre el capítulo uno de Santiago los primeros once versículos.

Aquí, en encontramos:

  1. Una idea sorprendente: el gozo, a pesar de la prueba.

La idea sorprendente es que podemos tener gozo a pesar de las dificultades que estemos pasando.

  1. Un beneficio extraordinario de los problemas: la paciencia.

La paciencia es la capacidad de soportar la dificultad.

  1. Un camino infalible: la oración.

Hay una promesa segura: pida sabiduría, y Dios se la concede

Hoy estaremos estudiando precisamente la importancia de buscar a Dios en oración.

Debemos orar para:

  1. Que se encuentre rápidamente la vacuna contra el virus.
  2. Que los cristianos busquen la intimidad con Dios.
  3. Que haya un despertar espiritual en nuestros familiares, y ciudad.
  4. Que la iglesia experimente un avivamiento. El Espíritu Santo se manifieste con poder en nuestras vidas: produciendo arrepentimiento, santidad, reconciliación entre los hermanos, y cambios de prioridades. Cuando el pueblo de Dios esta bien espiritualmente, el mundo ira a estar mejor. El mover del Espíritu Santo siempre ha comenzado por la iglesia, no por el mundo.

Santiago 1:5 dice, Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Aquí Santiago le habla a la iglesia, y le presenta:

UN CAMINO INFALIBLE: LA ORACION.

No hay que cosa que desoriente o deprima más que, un sufrimiento sin sentido.

¿Falta sabiduría para entender el propósito de la prueba o para dar sentido al sufrimiento?

La promesa es: pida sabiduría y Dios se la concederá.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

La oración nunca falla; quien toma el camino de la oración dependerá de Dios, y con humildad reconoce que Dios tiene la última palabra; nunca le hará mal tomar tiempo para orar. La oración no tiene efecto segundario dañinos. Nunca te equivocaras cuando emprendas el camino de la oración seria y responsable ante Dios.

Al igual que esa sesión de la revista Selecciones, que se titula, ‘la risa, remedio infalible’, hay  otro remedio infalible, la oración.

La falta de sabiduría y su solución.

Santiago nos dice que, si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría

  1. Aquí la falta de sabiduría se refiere a no saber la razón, ni el propósito del sufrimiento o de la prueba. El ser humano está limitado.

Hay una falsa enseñanza, que nos quiere creer que ‘todo lo podemos’, ‘que el poder está en nuestra boca’, ‘deséelo y lo lograra’.  Eso no es Bíblico, es una mentira cubierta de palabras bonitas, agradable al oído. Una cosa es confesar lo que ya está en el corazón; la fe puesta en Dios, El único sobreaño y poderoso Dios. Uno confiesa lo que ya tiene, no confiesa para tener. Tu no utilizas las palabras para darte fe; tu utilizas las palabras para expresar la fe en Cristo nuestro Señor y Salvador. Solo Dios tiene poder creativo en Su palabra. Eso de ‘yo declaro’, o ‘yo confieso, eso es paganismo y es una mentira elocuente, pero mentira.  Verdades a medias, nunca llegara a ser completamente verdad.

La verdad es que estamos limitados. Nos falta sabiduría en la mayoría de los casos; tenemos que pedirla a la única persona que todo lo puede, y que todo lo sabe. Tenemos que depender de Dios diariamente.

2. Pida a Dios la sabiduría para entender lo que está pasando.

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7).

  • Humillaos bajo la poderosa mano de Dios.
  • Echad toda vuestra ansiedad sobre El.
  • Dios tiene cuidado de nosotros.

Dios esta obligando a su pueblo a detener la vida tan agitada y  cargada, y le esta dando sufiente tiempo para tener el tiempo devocional.

Mira lo que dice Isaías 26:20 Anda, pueblo mío, éntrate en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la ira.

Seguramente que habías pasado por este versículo varias veces, pero nunca le habías puesto tanta atención como ahora. Sin embargo, en estos días toma relevancia.

Jesús nos enseñó a orar y nos dijo:

“Mas tú, cuando oras, éntrate en tu cámara, y cerrada tu puerta, ora á tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público. ” (Mateo 6:6).

3. Dios está dispuesto a escuchar la oración pidiendo sabiduría.

Versiculo 5 Si alguno de ustedes no tiene sabiduría, pídasela a Dios. Él se la da a todos en abundancia, sin echarles nada en cara

La oración y la fe.

  1. Pida con fe. No solo crea que Jesús es capaz de llevarlo al cielo, debe creer que Jesús es capaz de acompañarlo aquí en la tierra.

Santiago 1:6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

Si pones la mirada en los problemas, se debilita su confianza en Dios; si pones la mirada en Dios, los problemas se hacen más pequeños y llevadero. No puedes estar un momento en victoria y en derrota a la vez.

¿Qué clase de barco eres? De remos, que depende de tus fuerzas, o de vela, que depende de la dirección y fuerza del viento; o eres un barco de motor, que avanza en medio del mar, desafiando las olas y el viento.

En una ocasión, un visitante le llamo la atención, una veleta del viento, esas que indica la dirección del viento, tenía un gallito encima, y una flecha; con una inscripción que decía: “El amor de Dios’.

A lo que el visitante le pregunto al dueño de la casa, ‘que curioso esa veleta. ¿eso significa que el amor de Dios depende del viento?

No, al contrario, le dice el dueño de la casa, lo que eso significa que, Dios es amor, a pesar de la dirección del viento. Me recuerda que, a pesar de mi estado de ánimo y las circunstancias, Dios me ama y esta más cerca de lo que yo puedo sentir.

Necesitan sabiduría para soportar la prueba pídanla a Dios, El no se va a negar, pero, cuando pidan asegúrense de que su fe sea solamente en Dios, y no dude, porque una persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un lado a otro. No piense que recibirán algo de Dios si actúa con dudas. La persona que duda en un momento está bien emocionalmente; pero pronto vuelve a tener temor, y angustia. Debes de decidir que camino tomar, el de oración o el de la preocupación.

La oración nos lleva a un lugar seguro; la preocupación nos lleva a un lugar oscuro, inseguro y triste. La oración no enferma a nadie; la preocupación si.  La oracion siempre sera tu mejor opcion.

A través de todas las pruebas y tribulaciones de la vida, tenemos la victoria. “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Corintios 15:57).